São Paulo, Brasil: Día 2.

São Paulo: La Jungla de Concreto

Ave. Paulista y el Mercado Municipal

La jungla de concreto.

La jungla de concreto.

Después del largo viaje el día anterior, ya nos encontrábamos listos para conocer Brasil. Nos reunimos todos en el lobby del pequeño hotel y salimos a la calle. 

Caminamos hacia una calle llamada Rua Vergeiro (sin albur) donde se encuentran un hospital del estado, como suele suceder alrededor de estos sitios la acera contraria al centro medico estaba repleto de pequeños locales con comida. Nos sentamos en uno y pedimos sandwiches, fruta y jugos que la verdad sabían muy bien. Todo por un precio aproximado de 6-8 R$. Una vez bien alimentados nos dirigimos hacia el primer punto del itinerario de Mamá Panzas Hugo; Avenida Paulista.
 
Después de caminar unas cuadras por calles que tienen un extraño aire a las del DF en México llegamos a una gran avenida de 4 carriles que combinaba el gris y azul-verdoso de los edificios con una multitud de vegetación a los lados de la calle y en los camellones a través de la avenida que le dan un toque selvático. Rascacielos embárdan la avenida y se decoran de nubes en sus cristales coronadas por una multitud de antenas en sus techos forman un mosaico de colores, musicalizado por el sonido de los semáforos para peatones y las cientos de motocicletas que cruzan la avenida cada minuto.
Avenida Paulista

Avenida Paulista

 

La Avenida Paulista es la principal avenida de Sao Paulo, ademas de una de las más importantes de todo Sudamérica al ser la ubicación de importantes centros financieros, también cuenta con un parque, algunas mansiones y una linea del metro que lleva de un extremo a otro de la avenida y se conecta con otras lineas para trasladarse.
 
Recorrimos varias cuadras hacía el centro, hasta llegar al MASP, el primer punto recomendado para conocer, este es un museo que desde fuera su apariencia ya es una atracción. El costo del boleto al museo es de 14 R$ pero si llevas contigo una credencial de estudiante o profesor (aunque sea foránea) el museo te otorga un descuento del 50% dejándolo así en tan solo 7 R$. 
 
Ademas de las galerías principales antes mencionadas el museo cuenta con galerías fotográficas, videográficas, una cafetería, pequeña tienda de souvenirs y cierra hasta las 7.
 
Una vez fuera del museo nos dirigimos al metro para conocer el siguiente punto de la ciudad, su centro. Por toda la avenida Paulista es fácil encontrar estaciones de metro, el cual es muy seguro, como todo metro a ciertas horas esta saturado de gente y es muy limpio en cuestión de terminales y unidades ademas de bien señalizado, aunque parece ser muy seguro nunca esta de más tomar ciertas precauciones sobre todo en horas de mucha afluencia. Para ir al centro debes tomar el metro en dirección una estación llamada Paraíso y una vez ahí transbordas a la linea azul en dirección a Sé, es la manera más rápida de llegar al centro y es muy sencillo.
 
Saliendo de la estación al cruzar la calle llegamos a la Catedral de Sao Paulo (Catedral da Sé) y sus torres de más de 90 metros de altura y 65 campanas, es la iglesia más grande en todo Sao Paulo. Adentro puedes deleitarte con los vitrales y con el órgano italiano que cuenta con más de 10,000 tubos (No, no estoy exagerando, no los conté pero se que son más 10,000). Dentro de la catedral se anuncia un tour que te lleva a las criptas del jesuita Bartolomeu de Gusmão y el líder de la tribu Tibiriçá, lamentablemente en ese momento no estaba abierta la cripta que por su solo tamaño es considerada por los Paulistas ( así le dicen a los se Sao Paulo) una iglesia por si misma. Vale la pena siempre checar si el tour esta disponible si van a la catedral.
Praça da Sé

Praça da Sé

El siguiente punto es Praça de Sé, solo sal de la catedral y la tienes frente a ti ¡fácil! Ahí entre las palmeras que le dan un toque playero encontraras artistas callejeros de diversos tipos y una buena vista hacia la catedral. Según el itinerario de Mamá Panzas Hugo debíamos seguir la indicación más universal que existe para llegar al centro histórico “al fondo a la derecha”, así lo hicimos y seguimos en esa dirección para continuar el tour, sobre esta calle encontramos una mansión llamada Solar da Mar­quesa de Santos (es el edificio con numero 136B), hecha en el siglo XVIII para la mujer de quien seria el primer emperador de Brasil . 
El patio del colegio São Paulo.

El patio del colegio São Paulo.

Al final de esta calle se encuentra El Patio del Colegio, nuestra siguiente parada. El Patio del Colegio es… ¡Adivinaste! ¡Un patio dentro de un colegio! , aunque tiene la peculiaridad de ser el más antiguo de Sao Paulo y adentro hay un café muy recomendable.
Una vez que salimos del Patio del Colegio nos dirigimos a la Rua da Quitanda (calle de Quitanda, sigue los letreros grandes en la calle), ya estábamos entrando al centro histórico/financiero de Sao Paulo, por esta calle no olvides visitar el Banco do Brasil, tiene un aspecto como de edificio de Batman (literalmente, gótico) pero vale la pena ver el lobby, que es hasta donde puedes entrar.
 
Avanzando unas cuadras más encontramos el edificio Banespa, que en su tiempo fue el edificio mas grande de Sao Paulo, ademas de asemejarse mucho al Empire State de Nueva York (más tarde supe que lo hicieron a propósito así). Hay muchos restaurantes y pequeñas callecitas serpenteantes que recorrimos para conocer todo lo que había que ver, muchas calles son peatonales y tienen diversos locales principalmente de panecillos por todos lados, prueba las bolitas de queso.
 
Hugo nos guío hacia una calle que de bajada, rumbo nuestro siguiente destino, el Mercado Municipal, cuando íbamos pasando por esa calle de pronto nos encontrábamos entre una multitud de gente con pelucas, collares de bolitas metálicas de colores, vestidos raros y sombreros con cuernos, cables, y todo tipo de objetos, estábamos en la calle dedicada a la venta de accesorios, disfraces y juguetes para los carnavales.
Entramos a una de estas tiendas, era como entrar a una cueva hecha de plásticos coloridos, objetos infalibles, espadas, bats, lo que fuera colgaba desde el techo, los pasillos no siempre formados por andenes si no por paredes compuestas de pelucas, disfraces y banderines por todos lados. Juan Pablo y Mario compraron unas banderas de Brasil (ya que aquí costaban como 2-3$ y eran mas grandes que las que podías encontrar en tiendas de souvenirs por precios de casi 10R$) mientras Hugo se probaba bubis de fantasía un chaleco decorativo.
Artistas callejeros de  São Paulo

Artistas callejeros de São Paulo

Bajando más por la calle pudimos encontrar muchos artistas callejeros, algunos eran músicos, otros eran estatuas vivientes, otros daban sermones (no se que decían pero la gente se veía muy interesada) y algunos solo estaban disfrazados. Me tope con un Jack Sparrow que además de estar disfrazado estaba pedo traía una botella de ron de verdad, tratamos de ser amigos pero no nos entendíamos cuando hablábamos y nos despedimos, no volvería a ver a Jack por el resto de la aventura.. 🙁
 
Por fin llegamos al Mercado Municipal, que es… adivinaron: un Mercado! Pero es el mercado más antiguo de Sao Paulo, y encima de eso es muy bonito, jamas había visto un mercado tan limpio, ordenado y decorado por vitrales, un verdadero rompecabezas de olores y colores (agradables, aclaro). Después de rondar por el mercado (sí esta grande), no te vayas con la finta y te salgas, al fondo hay escaleras y en el segundo piso hay donde comer bienvenidos a mal del puerco edición Brasil.
Mercado Municipal São Paulo

Mercado Municipal São Paulo

En el segundo piso puedes apreciar todo el mercado y sus bonitos vitrales desde arriba y tienes a tu disposición todo una variedad de locales de comida (muy nices para un mercado) que además de tener excelentes precios tienen excelente comida.

 
Elegimos un local de hamburguesas y carnes y antes de que digan:
 
¿Vas hasta Brasil y tragas hamburguesas? – cuestionaron los ávidos lectores.
NO!!! No son hamburguesas normales! En Brasil las preparan de una forma diferente y con su mundialmente reconocido para las carnes, otros pidieron cortes, para beber caipirinhas y cervezas choppe (son pequeñas). Después de comer y hablar un rato de lo que habíamos visto durante el día decidimos tomar el camino de regreso aprovechando para ver otras cosas en la ruta.
 
Caminamos un poco más buscando el barrio asiático de Sao Paulo (liberdade), y les adelantare el dato, jamas lo encontramos… (solo sé que esta en la zona de Sé). Pero pudimos apreciar algunos monumentos, comprar souvenirs, y dar una visita rápida a la Pinacoteca, un museo de arte brasileño ubicado justo frente a la estación de la Luz, a su lado se encuentra un pequeño parque llamado Jardim Da Luz que no es muy grande pero tiene algunas estatuas y vale la pena recorrer. La estación de la Luz ademas de tener lineas de metro es una estación de tren para llegar a otras ciudades, y el edificio en sí también es todo una vista, tipo Harry Potter.
 
Como dato curioso la estación de la luz fue diseñada y construida en 1901 en Glasgow, Inglaterra. Donde fue desarmada y transportada a Brasil para ser ensamblada de nuevo en el lugar que desde entonces ha ocupado.
Team São Paulo 2013

Team São Paulo 2013

 

La noche caía, y antes de ir por nuestro equipaje, decidimos ir a conocer un poco de la vida nocturna de Sao Paulo, siguiendo las recomendaciones de un amable habitante de la ciudad al que le pedimos consejo fuimos a uno de los muchos bares que están alrededor de la Avenida Paulista. Ahí descansamos un poco mientras disfrutábamos de las pequeñas cervezas choppe para después recorrer un poco la zona y conocer lo que había. No nos preocupaba mucho no verlo todo, ya que después de Rio, volveríamos a Sampa (así le dicen a Sao Paulo los paulinas!) a conocer el resto de la ciudad, apenas estábamos empezando.
 
Rio de Janeiro estaba aproximadamente a 6 horas de ahí, y nosotros queríamos aprovechar el tiempo y no perderlo en un traslado por carretera, así que aplicamos el Fotoviajero Style. Nuestras hospedaje esa noche iba sobre ruedas… ¡Rio, aquí vamos!

Tips de Viajero: 

– No puedes perderte el MASP (recuerda el descuento de estudiante). En el centro las vistas principales es la Catedral de Sé (y sus criptas), El Patio del Colegio, Edificio Banespa y el Centro Cultural del Banco de Brasil.

– El Mercado Municipal es un excelente lugar para, ademas de visitar, disfrutar de una buena comida a buenos precios. El lugar es extremadamente limpio y de calidad (y buen precio).

– Las personas en Brasil no hablan ingles, tendrás más suerte con el español, el secreto es hablar despacio, y ellos también lo harán. El portugués es lo suficientemente parecido al español para que te des a entender.

 Cosas que no vi pero que deberías conocer:

– Dentro de la estación de la Luz puedes encontrar el Museo del Lenguaje Portugués, al frente de la estación la Pinacoteca.
– El Barrio Chino que jamas pudimos encontrar, solo sabemos que esta en la zona de Sé.

– Si te quedas en el centro hasta en la noche y buscas una linda cena a la luz de las velas esta el Terraço Itália (el edificio más grande de Sao Paulo) y para bailar toda la noche el edificio Copan (el edificio en forma de S) tiene bares y centros nocturnos en su interior.

Fotogalería

Da click en cualquier foto para verla en grande.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *