Roissy-En-France, Francia

¡Me voy a una aventura!

Europa, el destino favorito de millones de personas y uno de los sueños favoritos de los jóvenes, recorrer parajes cubiertos de nieve, ciudades del viejo mundo repletas de palacios, mercados e históricas plazas. Sitios literalmente de película con la promesa de una experiencia inolvidable.

Esta aventura comenzó a planearse durante mis últimos días en Rio de Janeiro, a través de redes sociales encontré una agencia  llamada Click Travel que por medio de su nuevo programa llamado Mochileros ofrece una aventura por 5 destinos diferentes : Alemania, Austria, Holanda, República Checa y Francia en 15 días, recorriendo hostales, conociendo las ciudades desde las entrañas y haciendo nuevos amigos por doquier, todo por 3,000 USD. No necesitaba más, con el dinero que sobro de Brasil aparte mi lugar de inmediato.

4 meses después…

Me encontraba abordando un Primera Plus hacia Querétaro y de ahí partir al aeropuerto de la Cd de México.

En esta viaje no lleve compañeros, parte de la aventura era que iría con un grupo de 24 desconocidos,  los compañeros y amigos de viaje se harían durante la aventura. Mis compañeros electrónicos de viaje fueron mi Canon 7D como siempre acoplada de su 24-105 F4 Serie L y un Sigma 35 F1.4 Serie EX. También lleve un iPhone 5.

Cabe mencionar que para este viaje se requieren adaptadores de corriente, no gasten en adaptadores caros con compatibilidad para 1000 países y 2 galaxias, los adaptadores de 9 pesos de Steren son excelentes. Los nuevos aparatos ya traen regulador de voltaje, mejor ahorrar ese dinero para el viaje.

Cielos Europeos

Cielos Europeos

Llegamos a México, donde conocí al resto del grupo (se los iré presentando durante la aventura) y a nuestros guías, Jorge y Aaron, los mochileros. Ahí nos informaron que Air France les acababa de informar que nuestro vuelo se retrasaría un poco, no le dimos importancia. Pero cuando llegamos a la fila de documentar…

¡¡ME CARGA EL PAYASO!! – exclamo el noble fotoviajero..

¡La fila era enorme! Pero la verdad de todas maneras la tenía que hacer, así que me callé y me formé.

Llegando al mostrador vi que los pasajeros peleaban con el personal de la aerolínea, me informaron que por cuestiones ajenas a Air France nuestro vuelo estaba saturado y el grupo se tendría que separar, unos llegarían a Francia y ahí dormirían en el poblado de Roissy-En-France y otros directo a Alemania como lo planeado.

El amable señor que me atendió por parte de la aerolínea me dijo que no me preocupara, el haría lo posible porque yo llegara a Munich esa noche. Al más puro estilo fotoviajero sonreí y le dije, “de todas maneras no conozco nada, el que sea esta bien” el sonrío y me respondió con mi próximo destino: Francia.

Muy cool yo tomé mi mochila y ya me iba cuando recordé.. Donde demonios voy a dormir???!!! Justo en eso el representante de Air France se disculpo por las demoras y amablemente me dieron unos papeles donde ellos cubrirían los gastos de transporte, alimento y estadía en lo que esperaba a la mañana siguiente mi vuelo a Munich.

El vuelo en sí fue muy tranquilo, solo que se me fue la onda del tiempo y ahí empezó mi Jet Lag que duraría los próximos 3 días. Air France proporciona alimentos adecuados durante todo el viaje así que no gasten en el aeropuerto. A menos que de verdad vayan a extrañar los panditas o algo así…

Roissy-En-France

Tranquilidad en Roissy-En-France

Tranquilidad en Roissy-En-France

Rossy-En-France es un pequeño pequeño pueblito pegado al aeropuerto donde al parecer habitan la mayoría de las personas que laboran en el Aeropuerto, un lugar con pinta de pueblito de película de la segunda guerra (pero sin bombas y así). Ahí pasaría mi noche y me entusiasmó ver que era justo el lugar correcto para iniciar la aventura (no pregunten por qué, solo fue así).

Llegué al hotel Ibis Style por cortesía de Air France. La verdad el Ibis tiene un excelente bufete, todo tipo de carnes y quesos y bebidas. Aquí aprendí que en Europa no acostumbran beber (cualquier liquido! no solo alcohol!) mucho durante sus alimentos, así que los vasos son pequeños. Recuerden eso o sale caro estar pidiendo muchas bebidas.

Durante la cena con mi primer compañero de cuarto, Juanito, notamos que el mantel no era un mantel, era un mapa del poblado! Iglesias, parques, casa de gobierno y callecitas rebuscadas.. No había que decir más, era hora de la aventura! En lo que se me pasaba el mal de puerco trazamos nuestra ruta y nos ubicamos usando una torre como referencia.

Parque en Roissy-En-France

Es en serio…

Nos les voy a mentir, en el pueblo no hay NADA!, pero es muy bonito, mi primera vista de un poblado Europeo y era tal cual se veía en las películas, decenas de casitas pegadas una a la otra con sus chimeneas y pequeños bastoncitos navideños por todos lados. Acogedores Pubs (PUB = bar chiquito) en el frío nocturno de Francia adornaban la calle con sus ventanales llenos de luz, la gente se escuchaba cantando. Casi bailo como Mary Poppins, solo me faltaba la música y mi sombrilla.

Ya era tarde así que había pocas personas en las calles, pero en algunos parques podías ver una que otra persona paseando a su mascota.

El parque principal era también el sitio del ayuntamiento del pueblo, una bonita cabaña llena de lucesitas navideñas. Detrás del ayuntamiento un museo y múltiples senderos por el parque que llevaban a pequeñas fuentecitas y adornos formados por arboles. Seguimos hacia algo que parecía ser la avenida principal, al igual que el resto del pueblo cada poste y árbol lleno de luz, todo era un gran árbol navideño de pronto PUF! el hotel estaba justo frente a nosotros.

Parque y museo de Roissy-En-France

Habíamos dado en aproximadamente una hora y media una vuelta entera al poblado de Roissy-En-France, pequeño, hermoso y sencillo.

Desafortunadamente por la hora no pudimos entrar a ningún sitio, pero fue muy divertida la pequeña probada de Europa que esta aventura me acababa de dar. Ya no podía dormir del jet lag de la emoción de saber que si esto era un pueblito pequeño, que me esperaba entonces en el resto del viaje?! 😀

Tips de Viajero

– Para destinos internacionales siempre es más barato salir de la Cd. de México o Guadalajara (dependiendo del destino), yo recomiendo tomar un autobús de tu ciudad a alguna de las antes mencionadas para ahorrar dinero en vuelos cortos.

– Los aparatos electrónicos de 4 años para acá traen adaptador de voltaje incluido, así que no necesitas invertir mucho en un adaptador caro, los de Steren de 8-10 pesos funcionan perfectamente bien.

– Las aeropuertos son lugares llenos de aerolíneas todas haciendo cosas al mismo tiempo, se paciente, a veces ser amable te puede llevar muy lejos, a mi me llevo una noche todo pagado a Francia. 😉

– Los vuelos a Europa, por su distancia, cuentan con más de un tiempo de alimentos, no gastes mucho en el aeropuerto, y si lo haces, que sea antes de documentar, no todo puede pasar a sala de espera (especialmente líquidos).

– El Jet Lag puede ser evitado, aquí aconsejo como hacerlo.

– Las bebidas son caras y pequeñas en Europa (sea lo que tomes), considera eso a la hora de beber como pez.

Fotogaleria

NOTA: Debido a la naturaleza repentina de esta parada no lleve mi cámara a este poblado, así que solo hay unas pocas fotos del iPhone sobre este sitio.. les debo una galería esta vez :S

2 Replies to “Roissy-En-France, Francia”

  1. Pingback: MXGP México 2014 - Fotoviajero

  2. Pingback: 5 Razones para Viajar en Tour - Fotoviajero

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *